lunes, 30 de mayo de 2011

La Noche


"Si miro al cielo en estas noches bellas
en que mi alma se eleva al infinito,
en caracteres mágicos de estrellas
nunca el nombre de Dios sé ver escrito.
Creo que si a alguien Dios dejó encargado
trazar algunos versos alusivos,
no supo qué escribir, poco inspirado,
y lo llenó de puntos suspensivos."
(Joaquín Bartrina, Arabescos, XXI)


Ruth Nungarrayi Spencer
Jukurrpa Yanjirlpirri (Estrella Soñando)

La noche no es la oscuridad, como el vulgo se empeña en creer. Al retirarse la cortina de la luz solar, se opera en nosotros una gran liberación: los colores de
la tierra se detienen, toda detonación cromática se apaga, y hasta el rumor de
los vivientes se ahoga en el silencio ....  La tierra pierde toda su pujanza seductora, y si en esos momentos el hombre no acude a otras seducciones alumbradas por efímeras luces, puede recibir la revelación de la tiniebla transparente.
  Porque, por una divina paradoja, la tiniebla es transparente y la luz es opaca.
De día, el manto de luz con el que el sol envuelve el hemisferio es muro impenetrable a las finas punzadas de las estrellas: es necesario que el manto se repliegue arrastrado por el sol en su caída, para que la transparencia de la tiniebla deje pasar, acariciando, los rayos estelares.
  La noche es nuestra iluminación. Ella nos descubre otras luces y otros mundos, siempre viejos y siempre nuevos, que nos hablan del gran silencio sideral,
desde el misterio de la más remota lejanía, reservándonos cada vez  más maravillas y más profundidades insondables y más mundos apenas percibidos en
el fondo de la tiniebla clara.  Sin la gran revelación de la noche, nos creeríamos
que la tierra es todo, que no hay más universo que este terruño que, en definitiva, es el sepulcro de todos los vivientes.
(Carles Cardó, La nit Transparent)



Ruth Nungarrayi Spencer
Jukurrpa Yanjirlpirri (Estrella Soñando)

María Nampijinpa Brown
Jukurrpa Yanjirlpirri (Estrella Soñando)


La primera vez que estuve delante de una de estas pinturas, (tesoros de un viaje), fue en la casa de mi amiga Soledad, en Santiago de Chile. Me sentí conmovida por la fuerza de los trazos, el ritmo de las imágenes, pero sobre todo por los poemas que imaginé escritos allí, desde la inmensidad de la noche (es mi impresión. ¡subjetividad pura!)


Maxine Nungarrayi Tex
Jukurrpa Karnta (Mujer Soñando)

La noche tiende su misteriosa presencia en todo nuestro planeta. Su lenguaje es comprendido por todas las razas humanas, no importa el idioma o dialecto del lugar. Así queda demostrado en estas pinturas, elaboradas por aborígenes de una de las remotas comunidades del centro de Australia: Yuendumu.
Más detalles se pueden encontrar en http://www.warlu.com/about/



Lekira Oldfield Napurrurla - Egan
Jukurrpa Karnta (Mujer Soñando)

En ocasiones el presente nos parece una noche oscura.
Como un largo y frio invierno del alma. 

El We Tripantu o Año Nuevo Mapuche es una importante celebración de la gente de la tierra. Esta fiesta coincide con la llegada del invierno (entre el 21 y 24 de junio). Ellos afirman que  a partir de ese día la tierra se prepara para recibir la siembra.
La semilla es depositada en la tierra, que se abre protectora, como un gran utero materno, fértil y cálido, amable y silencioso, oscuro pero generoso.
Allí la semilla encuentra el lugar ideal para desarrollarse, en secreto, con toda prolijidad, hasta conseguir la fuerza necesaria para irrumpir en la superficie y crecer
y llegar a completar su sueño de ver el cielo y conocer las estrellas.


Curtis Fry Jampijinpa
Yankirri jukurrpa (Emu Soñando) – Ngarlikurlangu


"El sana á los quebrantados
de corazón,
y venda sus heridas.
El cuenta el número
de las estrellas;
a todas ellas llama por sus nombres.
Grande es el Señor nuestro,
y mucho su poder;
Y su entendimiento es infinito"
Salmo 147

Gracie Napangardi Johnson
Jukurrpa Yinirnti (Árbol Bean Soñando)

Finalmente, ¿Qué es la noche?
Es la oscura transparencia que nos permite ver
la luminosidad de las estrellas, parece querer decir Cardó.

La noche también puede ser una calle donde transitan nuestros temores,
cuando desde la vereda de enfrente nos guiña un ojo la ilusión.
Es un momento feliz disfrazado de inmensidad.
Pero también puede ser el dolor,  la abstinencia del placer, el miedo que atenaza las entrañas.
La invasión de la tristeza sin fin.
Un pensamiento maligno
Un amor ausente
Un traspié en el camino

La noche es un túnel, un pasadizo secreto a la felicidad
Es la profundidad de una fértil sonrisa de amor

Quiero que mi noche sea descanso, serena calma.
Permitir que Dios intervenga.
Abandonarme a sus pies con
la plena conciencia de su fidelidad y su sabiduría
y entonces 
¡La noche será una vibrante promesa de Mañana!


martes, 24 de mayo de 2011

Corazón de Mármol

Cuando nos abrimos,
tú a mí y yo a ti,
cuando nos sumergimos,
tú en mí y yo en ti,
cuando nos olvidamos,
tú en mí y yo en ti.

Sólo entonces
Yo soy yo
Y tú eres tú
Poema de Bernhard Schlink
incluido en su novela
"El Lector"



“La luz azul que se produce en las aguas del lago Carrera jamás
desilusiona, pero se encuentra en su mejor momento dentro de las
cavernas de mármol esculpidas por la acción de las olas durante
milenios en la base de grandes acantilados y rocas en la costa
occidental del lago. Las rocas aquí son de mármol verdadero. Los
habitantes locales llaman Catedral de mármol y Capilla de mármol
a las más prominentes de estas inverosímiles formaciones rocosas.
Y hay múltiples cavernas en los acantilados de la costa que no tienen
nombre.
De norte a sur corre una insólita veta de mármol, aparece en la
costa occidental de este lago gigante. La roca es una arremolinada
mezcla de matices de blanco y gris. El mármol aparece en el antiguo
pueblo minero de Puerto Sánchez, casi abandonado, en la costa
norte, forma pequeños acantilados que rodean la gran isla Panicini.
Luego reaparece como una gran península cerca de Puerto Tranquilo
y finalmente forma unas pequeñas cavernas en la costa sur del lago,
cerca de Puerto Guadal. ¿Por qué mármol? Por qué aquí y no en otras
partes del lago? Le hemos hecho estas preguntas a todos nuestros
amigos geólogos – preguntas que han quedado hasta ahora sin
respuesta.

En Bahía Mansa, algunos kilómetros al sur de Puerto Tranquilo,
una senda abrupta baja a un pequeño puerto escondido. Un puesto
fronterizo entre la realidad y la fantasía. Diez minutos más tarde el
pequeño bote entra en un universo privado, un mundo privado de
mármol esculpido y una inquietante luz azul.
La mirada no para, no tiene pausa en la superficie del lago, se sumerge
dentro del agua igual como los acantilados de mármol, hundiéndose en
la claridad azul, cinco metros, diez metros y más, se ve cada fisura, cada
detalle de la roca bajo el agua cristalina. Un lago imposible lleno de
un agua imposiblemente azul. Sin las fotografías como evidencia, se
podría pensar que fue solo un sueño. No fue, pero lo es.”
Texto de Lito Tejada- Flores





 



El lago General Carrera está ubicado en la región austral de Chile, en la zona de la Patagonia Chileno-Argentina. La enorme extensión que alcanza, ( 224 mil hectáreas de superficie total, considerando su binacionalidad)  136 mil hectáreas de la región de Aysén (Chile),  lo convierten en un pequeño mar.
Uno de los lugares más extraordinarios del General Carrera es la Capilla de Mármol. Lugar considerado Santuario de la Naturaleza y ubicado en el sector de la puntilla de Mármol y de las islas Panicini.  





Agradecimientos a Sr W (Celso Winter Soto) por haberme puesto en contacto con parte de este material a través del libro virtual “La Patagonia Desconocida”

Las imágenes son la de la fotógrafa Linde Waidhofer.
En su sitio web se encuentra el libro citado.






viernes, 20 de mayo de 2011

Barrio Bello Barrio

Bello Barrio
Mauricio Redolés
fragmento
Conjunto Prieto Norte. Construido en 1910


Descubrí un bello barrio en Santiago de Chile
Es un bello barrio en que los camaradas no han desaparecido aún y los bares son color anilina que puede leerse al revés igual.
Descubrí un bello barrio de luces antiguas y gente amable
Las mujeres son bellas ánimas aún más que una madre, atraviesan las calles en aeroplano.
Y hay avisos, y hay avisos, y hay avisos, y hay avisos antiguos envueltos en gasa y paños sencillos
Y el blues vive en la sangre y aún no ha llegado la hora de los asesinatos
Es más aún, la banda de asesinos todavía es tramitada en las fronteras del Polo Sur.
Descubrí un bello frágil barrio al suroeste de Santiago de Chile
Su belleza es tal que aún mi hermano tiene el rostro recompuesto antes de la fiebre verde y los fierrazos.
Es bello, porque parece ser Londres 1956 por Bethnal Green
O Buenos Aires 1950, con equipos de fútbol y barras de emigrantes
y Gato Barbieri es chico, con olor a chocolate y naranjas
Hay arreglos de guitarra imaginativos y tengo amores con una muchacha que es casi de este barrio.
Hay la alegría de esa utopía que nos negó este siglo
Ven a vivir esta fragilidad peligrosa de corromperse
Aquí nadie discrimina a los negros porque todos somos negros
Aquí nadie discrimina a los obreros porque todos somos obreros
Aquí nadie discrimina a las mujeres porque todos somos mujeres
Aquí nadie discrimina a los chicanos porque todos somos chicanos
Aquí nadie discrimina a los comunistas porque todos somos comunistas
Aquí nadie discrimina a los chilenos porque todos somos chilenos
Aquí nadie discrimina a los cabros chicos porque todos somos cabros chicos
Aquí nadie discrimina a los rockeros porque todos somos rockeros
Aquí nadie discrimina a los punkies porque todos somos punkies
Aquí nadie discrimina a los mapuches porque todos somos mapuches
Aquí nadie discrimina a los hindúes porque todos somos hindúes
Ven a vivir esta fragilidad peligrosa de corromperse
Bello barrio, bello barrio, bello barrio, bello barrio bello

Antiguo Molino Esperanza. Fue demolido en el año 1997


Mauricio Redoles (1954), poeta y músico chileno contemporáneo.
Pertenece a la generación de los exiliados por sus ideas políticas.
Regresó a Chile en el año 1985, desde entonces vive en Santiago.
Su obra es una mezcla de ironía, sátira y humor.
En su “Bello Barrio” (1987) hay una expresión de añoranza,
como la que, de algún modo, sentimos todos
cuando estamos lejos del hogar
o cuando miramos el pasado
como “el paraíso perdido”.


Antiguo Colegio Alemán. Construido en 1916
Casa Altos Barros Arana. Demolida en la década de 1980
Casa Dreves. Construida en la década de 1910 

Casa Estación de Padre Las Casas. Fue construida para funcionarios de ferrocarriles
Casa Greve. Construida en 1920
Iglesia de la Providencia. Demolida a causa del terremoto de 1960

 “Una vez hubo en el hombre una verdadera felicidad de la que ahora le queda sólo la marca y la huella vacía que en vano intenta llenar con todo lo que le rodea, buscando en las cosas ausentes la ayuda que no obtiene de las cosas presentes. Pero no encuentra nada apropiado, porque el abismo infinito sólo puede llenarse con un objeto infinito e inmutable, es decir, sólo con Dios mismo”
Blaise Pascal (Pascal’s Pensées, p. 113)

Casa Ramírez. Construida en 1920

Acuarelas de Alfredo Castillo
artista nacido en Talcahuano,
pero  que reside en Temuco
desde 1961.
Estas pinturas muestran construcciones
de Temuco, de comienzos del siglo XX
Nostálgicas imágenes de otros "bellos barrios"

Casa Maltus. Construida en 1919 - Fue restaurada en 2003. Aactual Campus Menchaca Lira, UC Temuco



domingo, 15 de mayo de 2011

Susurro Materno



Estás aquí delante de mí, apiádate, entonces, no necesitas gritarme para que te oiga. He de aprender a invocarte, a interpretar tus ecos.
(Si no pude decir adiós es porque el adiós no existe entre nosotros.)
Te acercas un poco indecisa como una candela en la mano de otro que te aproximara a la ventana y luego la retirara,
porque debes alumbrar con más espacio sideral en las bóvedas sin fin y bendita perpetuamente.
¿Pero tal vez necesitas que te ayude? El ronco susurro de las preces, ¿no enreda tus pasos?
Tal vez desearías que te pasara el rebozo: estabas tan débil, tan fatigada de sentirte ir llamada por los ajenos.
¡Si hubiera una iglesia profunda para encerrarme y pedir algo por ti, si hubiera una iglesia en el mundo!
¿A quién pedir? ¿A quién decirle?: "no la apuren, ha sufrido tanto y luego no puede vivir dentro de la muerte sin mirarnos".
He de buscar un monte, una ribera, una piedra de ermita salvaje en que yo pueda estar solo, de pie en el éxtasis de la noche inmensa,
solo frente a los alambrados acechando a los guardianes en sus rondas,
lamido por silenciosos animales, rondado por los sueños de los niños
y vea pasar claramente el carro entre las estrellas, la palma que te conduce ancha como el firmamento.
Y llorar, nada más que llorar, ver que te pierdes en el mar como una llamarada entre los témpanos,
y sentir que permaneces, sin embargo,
permaneces como una respiración contenida de la tierra, llorar y esperar que pasen los años
y de la cara en llanto salga un destello
y un día venga mi hija corriendo entre la yerba y me muestre la granada vertiginosa, la paloma encendida, el sueño arcano
¡que renace del fondo de la tierra

fragmento de REQUIEM
de Humberto Díaz Casanueva
http://www.memoriachilena.cl/temas/index.asp?id_ut=requiem



Mayo es en esencia un tiempo para recordar a mi madre. No sólo porque se celebra el día de las madres sino también porque habría cumplido años. Cuando conoció a mi padre, un rudo, un campesino, estuvo dispuesta a aceptar el castigo de salir, casarse y dejar  la casa paterna “con lo puesto”.
Ella fue todo amor. Me siento afortunada de ser hija de ese amor. Un amor sacrificial, que continúa resonando en gestos, en lugares, en la evocación y en la ausencia.
En estos días de vivos recuerdos, ha sido un verdadero hallazgo encontrarme con la poesía de Humberto Díaz Casanueva (poeta chileno, 1906-1992). Aquí despide para siempre a su madre. Requiem es el canto último que permite purgar hasta la última gota de dolor para renacer con fe y esperanza.

“Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.
Jesús


imágenes de RSH Garden
durante este mes, 24-28 se realizará
Chelsea Flower Show 2011

martes, 10 de mayo de 2011

Remos en el Agua


BAJO EL CIELO NACIDO TRAS LA LLUVIA
Jorge Teillier



Bajo el cielo nacido tras la lluvia
escucho un leve deslizarse de remos en el agua,
mientras pienso que la felicidad
no es sino un leve deslizarse de remos en el agua.
O quizás no sea sino la luz de un pequeño barco,
esa luz que aparece y desaparece
en el oscuro oleaje de los años
lentos como una cena tras un entierro.




O la luz de una casa hallada tras la colina
cuando ya creíamos que no quedaba sino andar y andar.


O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas
con sólo nombrarlas: "álamos", "tejados".
La distancia entre el tintineo del cencerro
en el cuello de la oveja al amanecer
y el ruido de una puerta cerrándose tras una fiesta.
El espacio entre el grito del ave herida en el pantano,
y las alas plegadas de una mariposa
sobre la cumbre de la loma barrida por el viento.



Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido
sabiendo que no durarían nada,
cortar una rama de pino
para escribir un instante nuestro nombre en la tierra húmeda,
atrapar una plumilla de cardo
para detener la huida de toda una estación.


Así era la felicidad:
breve como el sueño del aromo derribado,
o el baile de la solterona loca frente al espejo roto.
Pero no importa que los días felices sean breves
como el viaje de la estrella desprendida del cielo,
pues siempre podremos reunir sus recuerdos,
así como el niño castigado en el patio
encuentra guijarros para formar brillantes ejércitos.
Pues siempre podremos estar en un día que no es ayer ni mañana,
mirando el cielo nacido tras la lluvia
y escuchando a lo lejos
un leve deslizarse de remos en el agua.


Albert Anker,  un artista que relata la infancia en sus pinturas.

La poesía de Teillier me conecta con mi propia infancia, un tiempo que parece seguir existiendo detrás de la luna y donde se podría llegar remando, cuando el cielo se cubre de agua. Mi infancia, un mundo paralelo que quedó atrapado para siempre en el espejo borroso de la escarcha.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...