martes, 9 de noviembre de 2010

El Amor Perfecto

El Amor Verdadero
1 Corintios 13 (NVI)
detalle de "El Retorno del Hijo Pródigo" – Rembrandt

  • Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido.
  • Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada.
  • Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, pero no tengo amor, nada gano con eso. 
  • El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso.
  • No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.
  • El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad.
  • Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 
  • El amor jamás se extingue, mientras que el don de profecía cesará, el de lenguas será silenciado y el de conocimiento desaparecerá.
  • Porque conocemos y profetizamos de manera imperfecta; pero cuando llegue lo perfecto, lo imperfecto desaparecerá.
  • Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; cuando llegué a ser adulto, dejé atrás las cosas de niño.
  • Ahora vemos de manera indirecta y velada, como en un espejo; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de manera imperfecta, pero entonces conoceré tal y como soy conocido. 
  • Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor. 



    Rembrandt - El Retorno del Hijo Pródigo
    Desde la perspectiva llena de simbolismo que proporciona la obra de Rembrandt, se puede recorrer la amplia gama de emociones asociadas con la palabra amor.
    En castellano, hablamos de amor para referirnos al sentimiento del enamoramiento, amor terrenal, efímero, egoísta, en ocasiones destructivo o autocompasivo y mezquino.
    Por otra parte, usamos la misma palabra para hablar del amor sublime, incondicional, generoso y eterno; el Amor de Dios, comparable sólo al amor de padre o madre.


    A propósito de este cuadro y de lo que digo, creo que nadie mejor que Henry Nouwen en su libro homónimo “El Regreso del Hijo Pródigo” (Die Rückkehr des verlorenen Sohnes)  hace un tan exhaustivo como hermoso  análisis, descifrando para quien lo lee, todos los “códigos” del amor. Allí fluye la parábola bíblica propuesta por Jesús a sus discípulos, como un torrente que desemboca inevitablemente en el corazón de Dios, el Padre de Amor.





    Rembrandt Harmenszoon van Rijn -  pintor y grabador holandés
    (Leiden, 15 de julio de 1606  Ámsterdam, 4 de octubre de 1669)

    Henri Jozef Machiel Nouwen - Sacerdote católico holandés, conocido por sus escritos sobre Espiritualidad
    (Nijkerk,  24 de enero de 1932  Hilversum, 21 de septiembre de 1996) 

    4 comentarios:

    Edelia's Club dijo...

    Interesantísima la lectura del libro "El regreso del hijo pródigo".
    Un libro para leerlo despacio, saborearlo y recordarlo.
    Hoy tus fases, tus comentarios hablan del AMOR.
    Cuántas veces me repito aquello de: "Y AL FINAL DE LA VIDA DIOS OS EXAMINARÁ DEL AMOR..."
    Amor para el que está cerca y para el que está lejos. Amor para el que es bueno contigo y para el que no lo es tanto.Amor para el rico y para el pobre. Amor para el poderoso y para el humilde. Amor para el que ríe y para el que llora.......
    Pero una vez más pienso en esto:
    Deseas que en el mundo haya VERDAD, sé tú veraz.Deseas que haya PAZ,imparte paz. Deseas que haya JUSTICIA, sé justo. Deseas que en el mundo haya AMOR,preztica tú el amor......
    Difícil ¿verdad? Pero no imposible.
    Un abrazo en la distancia....

    cclaridad dijo...

    Edelia, sabes que no me sorprende que conozcas “El Regreso del Hijo Pródigo” de H. Nouwen.
    Como tú dices es un libro muy especial. Para tenerlo cerca. Cuando me encontré por primera vez con este libro, no pude parar de leerlo hasta el fin. Hoy, releerlo siempre es un bálsamo que alivia y reconforta.
    Me agrada además esa mirada tuya con que desafías la cotidiana convivencia poniendo el acento en lo realmente importante. Ser coherente con los valores y la fe que abrazamos.

    Edelia, tus visitas son un regalo de amor

    mj bo dijo...

    Fue un libro precioso, encontrarse con el hermano mayor, tan resentido... él que disfrutaba siempre de todo lo del Padre, hasta de su amor... Hay libros en los que te encuentras a ti mismo y no puedes más que dar gracias. Leí más cosas de Nouwen pero ya no fue lo mismo.
    Un abrazo

    Clarissa Rodriguez dijo...

    Si, María José, es un libro precioso.
    Las maravillosas palabras de Jesús siguen resonando en la inspiración de Nouwen y nos enseñan a mirar en nuestro interior.

    Gracias por tu visita.
    Un gran abrazo

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...