sábado, 6 de octubre de 2012

Volar sin Alas


Dante Gabriel Rossetti
1828 - 1888



Volar Sin Alas 
Marta Bujó

Es posible volar sin tener alas
y nadar sin necesidad de ser un pez.

Puedo sentarte frente a mi
mientras me tapo
los ojos con las manos,
y hasta sentir que te toco
aunque no estés aquí.

Pero, como podría, sin ser Neruda,
decirte lo que quiero decirte
y que lo oigas como lo quiero que lo oigas.

De vez en cuando me digo, quizás es cierto,
quizá nos conocemos desde hace siglos
y me subo al delirio y me relamo
y hasta creo recordar nuestros caminos desandados
y aquellos maestros compartidos,
y El Arte de Amar y El Principito
y La Casa Redonda
que alguna vez debimos leer juntos.

Y un minuto después, ya estoy diciendo:
No es cierto. No puede ser verdad.
No existes y si existes jamás nos encontraremos.

Por que si todo fuera
como yo me lo imagino,
jamás podría perdonarte
tu inoportuno y absurdo silencio
de estos ultimo 50 años.



Marta Bujó - de "Antología de un tiempo que no fue"


Marianne Stokes
1855 - 1927


Mary Cassatt
1844 - 1926


Richard Floethe
1901 - 1988


Charles Webster Hawthorne
1872 - 1930


Charles Webster Hawthorne
1872 - 1930



Henry  Herbert La Thangue
1859 - 1929




Henry Ryland
1856 - 1924



Mikhail Nesterov
1862 - 1942


8 comentarios:

Francisco Méndez dijo...

Clarissa: amiga mía, claro que es posible volar sin alas y nadar sin ser un pies, y viajar sin moverse, hablar sin mover los labios.

Perdona mi ausencia Clarissa

Clarissa Rodriguez dijo...

¡Francisco, querido amigo!
¡Qué gusto tu visita!
Gracias a Dios que tu "silencio" no duró, como en el poema, sin-cuenta años.

Qué agrado saber que estás de regreso.
Un gran abrazo de bienvenida (aunque en realidad nunca te has ido)

Doña Eñe dijo...

Hermoso poema con un principio muy cierto y un final muy divertido, me ha encantado.
Las imágenes preciosas, como de costumbre.
Un abrazo, Clarissa.

don Gerardo de Suecia dijo...

Gracias por la poesía!

Clarissa Rodriguez dijo...

En este poema están presente muchas emociones. Puede ser por la intensidad del dolor ante una pérdida.
La ironía al final, es como una gota de humor que aligera la carga.

Gracias por tu visita Doña Eñe.
Un gran abrazo, querida amiga

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias Gerardo de Suecia por la amabilidad de pasar por aquí y tomarte un tiempo para comentar.

Me encantaría saber más de ti.

Celso dijo...

¿Quien dijo que no se puede volar sin alas y nadar sin ser pez? ¡Claro que se puede! Se puede volver a andar los antiguos caminos (y quizá recorrerlos en busca del tiempo perdido), andar nuevos y emigrar de la rutina, sin límites... y acallar el silencio...

Cariños...

W.-

Clarissa Rodriguez dijo...

La fantasía, la memoria, la imaginación y el espíritu humano, realmente son poderosas herramientas que nos ayudan a traspasar nuestras propias limitaciones físicas.

Un abrazo grande, querido amigo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...