miércoles, 10 de octubre de 2012

Quisiera que mi Libro


Theodore Robinson
1852 - 1896



¡Quisiera Que Mi Libro…!
Juan Ramón Jiménez

¡Quisiera que mi libro
fuese como es el cielo por la noche,
todo verdad presente, sin historia!
Que, como él, se diera en cada instante,
todo, con todas sus estrellas; sin
que niñez, juventud, vejez quitaran
ni pusieran encanto a su hermosura inmensa.
¡Temblor, relumbre, música
presentes y totales!

¡Temblor, relumbre, música en la frente
-cielo del corazón- del libro puro!

Piedra y cielo, 1919.



Robert Reid
1862 - 1929

Edouard Manet
1832 - 1883


Samuel Luke Fildes
1843 - 1927

Armand Guillaumin
1841 - 1927


George Dunlop Leslie
1835 - 1921


Charles Courtney Curran
1861 -1942

Pascal Adolphe Jean Dagnan-Bouveret
1852 - 1929


foto de Patty Maher

Clarence Kerr Chatterton
1880 - 1973


Valentin Serov
1865 - 1911

William Moore Davis
1829 - 1920


ilustración de Natalia Makarenko


ilustración de Matt Haber
fuente

Karen Cooper
fuente

8 comentarios:

Rosa dijo...

¡Qué delicia de poema!,de principio a fin, conmueve.

He estado mirando las ilustraciones en la página de Matt Haber y me encantan, no las conocía, son muy poéticas.

Preciosa entrada, te lo digo siempre porque ¡es verdad!, son perfectas; es un gusto venir a "verte".

¡¡¡Muchas gracias!!!

Quartier Latin dijo...

¡Qué bonito! Muchas gracias, Clarissa, por este regalo que nos haces.

Clarissa Rodriguez dijo...

Comparto plenamente tu opinión Rosita, en relación con el poema.
A una primera lectura es muy hermoso y muy gráfico. Pero luego aparecen unos alcances insospechados. Comienza a resonar como si tratase de la vida misma y, en una lectura más profunda, parece hablar de la vida en la eternidad.

Gracias querida amiga por la visita y tus amables palabras.
Un abrazo grande, muy grande...

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias Quartier Latin, por tu visita.
Es un verdadero agrado saber que recibes como un regalo lo que aquí se comparte.

Gracias, amiga.

Las ilustraciones de Matt Haber las considero un gran hallazgo...

Eva Ferrer dijo...


¡Temblor, relumbre, música en la frente
-cielo del corazón- del libro puro!
¡Qué hermosas palabras, y como describen perfectamente tantas sensaciones que pueden surgir mientras leemos, y cuando esta magia ocurre, encuentras la paz.
Un abrazo, querida amiga.

Clarissa Rodriguez dijo...

Eva, querida amiga, muchas gracias por tu visita.

Quienes compartimos el amor por los libros sabemos cuántas cosas podemos esperar en unas páginas abiertas.

Un abrazo grande

SUREANDO dijo...

Esos abedules blancos de Reid, una hermosura.
y yo... amo los libros.
Un abrazo

Clarissa Rodriguez dijo...

Un abrazo Beatriz

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...