martes, 8 de marzo de 2011

Una Mujer de Leyenda


Hay una antigua leyenda india en relación con 
la creación del hombre y de la mujer.
Compartirla hoy es una manera de celebrar 
el Día Internacional de la Mujer



Cuando Dios hubo terminado de crear al Hombre, el Creador se dio cuenta que había empleado todos los elementos concretos con que contaba.
No le quedaba nada sólido, compacto o duro para su obra de crear la Mujer.



Después de meditar durante largo tiempo, el Creador tomó la redondez de la luna, la flexibilidad de una planta trepadora, y el temblor de la hierba,
 la esbeltez de un junco y la belleza de las flores, la ligereza de las hojas y la serenidad de los rayos de sol,
las lágrimas de las nubes y la inestabilidad del viento, la timidez del conejo y la vanidad del pavo real,
 la suavidad del plumaje de un pajarillo y la dureza de un diamante,
la dulzura de la miel y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y el frío de la nieve,
los parloteos de una urraca y el canto de un ruiseñor,
la falsedad de una grulla y la fidelidad de una leona madre.
Combinando todos estos elementos no sólidos, el Creador hizo la Mujer y se la entregó al Hombre.



A la semana, el Hombre volvió y dijo:
“Señor, la criatura que me has dado me amarga la vida. Habla sin cesar, y me atormenta de tal manera que no tengo descanso. Insiste en que me ocupe de ella continuamente, y así pierdo largas horas. Llora por cualquier cosa y lleva una vida de ocio. He venido a devolvértela.”

El Creador dijo: “Esta bien” Y se la llevó.

Una semana más tarde el Hombre volvió a donde estaba el Creador, y le dijo: “Señor, mi vida está tan vacía desde que te devolví esa criatura. Siempre pienso en ella, en cómo danzaba y cantaba, cómo me miraba de reojo, cómo me daba conversación, y se arrimaba a mi cuerpo. Era tan hermosa a la vista y tan suave al tacto. ¡Y cómo me agradaba escuchar su risa! Por favor, devuélvemela”.




El Creador dijo: “Está bien”. Y se la devolvió.

Tres días más tarde regresó el Hombre y le dijo:
“Señor, no se cómo explicártelo, pero después de todas mis experiencias con esta criatura, he llegado a la conclusión que me causa más dificultades que placeres. Te ruego que de nuevo te la lleves. No puedo vivir con ella”

El Creador le dijo: “Tampoco puedes vivir sin ella” Y dándole la espalda al Hombre, siguió su obra.


Y aquí estamos hoy. La convivencia Hombre Mujer parece que sigue en este "ni contigo ni sin ti, contigo porque me matas y sin ti porque me muero"...


Esta historia me la contó, hace algunos años, mi querida Lucía Pilar. Para ella y para todas mis hermanas, para mis queridas amigas, las de hoy y las de siempre y mi Cata, un cariñoso saludo. Además un recuerdo emocionado para las maravillosas mujeres cuya herencia continua bendiciendo mi vida: mis abuelas, mis maestras y por supuesto mi madre.


Un gran abrazo a mis amig@s que saben transitar en este espacio virtual con creatividad, con alegría e ingenio, tendiendo un puente que traspasa todo límite y frontera.
¡Feliz Día de la Mujer! 


las imágenes correspondes a
pinturas de Georgia O'Keeffe

6 comentarios:

Victoria dijo...

¡Que bonito!¡Que vivan las mujeres!!
Un saludito

cclaridad dijo...

¡Feliz Día Victoria!
un abrazo!

cata dijo...

un abrazo un beso una ensaladita rika kontigo en un kafe riko c:
y finalmente parimos mi trabajo mis emociones mis dolores mis sueños mis enroskadas de tuerca........
mis miedos clarissita mis ningunos y mis todos; y cada una de mis voladas tus voladas nuestra risa
tu olor rico conmigo
donde vaya tus manitos haciendome kariñito un besito un abrazo de oso encima un tomame en brazos ke estoy kon ganas de kargosearte ....un tuto riko en tu cama
ajajajaja
un chikitito.....como kuando era wawa......
gracias a dios por tenerte en mi vida mammy mi mammy
c:
te quiero mama

cclaridad dijo...

Mi querida Cata, me apropio de las palabras de Washington Irving, para dedicártelas
"There is in every true woman's heart a spark of heavenly fire which lies dormant in the broad daylight of prosperity, but which kindles up and beams and blazes in the dark hour of adversity."

Anónimo dijo...

...y más de Washington Irving:

“A mother is the truest friend we have, when trials heavy and sudden, fall upon us; when adversity takes the place of prosperity; when friends who rejoice with us in our sunshine desert us; when trouble thickens around us, still will she cling to us, and endeavor by her kind precepts and counsels to dissipate the clouds of darkness, and cause peace to return to our hearts.”

Supongo que ya lo sabías...

Cariños...

Clarissa Rodriguez dijo...

Muchas gracias Anónimo por tu aporte. Seguramente tienes hijos o hijas y la sensibilidad necesaria para entender la dinámica de una madre y su hija.

Un abrazo cariñoso!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...