domingo, 6 de noviembre de 2011

Baño

Hay un solo niño bello en el mundo
y cada madre lo tiene
José Martí


Marina Dieul


Para lavar a un niño
Pablo Neruda
.
Sólo el amor más viejo de la tierra
lava y peina la estatua de los niños,
endereza las piernas, las rodillas,
sube el agua, resbalan los jabones,
y el cuerpo puro sale a respirar
el aire de la flor y de la madre.

Oh vigilancia clara!
Oh dulce alevosía!
Oh tierna guerra!

Ya el pelo era tortuoso
pelaje entrecruzado por carbones,
por aserrín y aceite,
por hollines, alambres y cangrejos,
hasta que la paciencia
del amor
estableció los cubos, las esponjas,
los peines, las toallas,
y de fregar y de peinar y de ámbar,
de antigua parsimonia y de jazmines
quedó más nuevo el niño todavía
y corrió de las manos de la madre
a montarse de nuevo en su ciclón,
a buscar lodo, aceite, orines, tinta,
a herirse y revolcarse entre las piedras.
Y así recién lavado salta el niño a vivir
porque más tarde sólo tendrá tiempo
para andar limpio, pero ya sin vida.

etiqueta vintage - Lux Soap by Lever Brothers Limited - fuente

Etiqueta vintage - fuente
El Primer Baño - Honore Daumier - fuente
Mother´s morning -  Jessie Willcox Smith
Ilustración de Jessie Willcox Smith
The Child´s Bath - Mary Cassatt - fuente
Mother and child after the bath - Carlo Facchinetti  - fuente
Bathing - Ernest Gustave Girardor - fuente
John Philip Falter

Pam Ingalls-Cox - fuente

6 comentarios:

SUREANDO dijo...

"Hay un solo niño bello en el mundo
y cada madre lo tiene"

Lo resume todo este verso de Martí.

Un abrazo amiga y te felicito porque tu blog crece cada día más bonito.

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias Beatriz!
Te he echado mucho de menos. Tu llenas un espacio importante cada día; traes reflexión, belleza y serenidad, que la compartes con tanto amor, además!

Celso dijo...

!Cuanta paciencia habrán tenido nuestras madres¡ Nuestra juguetona inconciencia al ensuciar nuestra ropa, correr hasta quedar "abrigado en sudor" ¡y con mucho polvo! Luego la tina con agua tibia, el jabón y la ropa limpia... hasta el próximo juego entre el pasto, arriba de los árboles y con las casitas de barro... Y a pesar de ello, para la madre “…solo hay un niño bello en el mundo y es el suyo…” Sublime… Es que un hijo es una joya que nos encomienda Dios para cuidarla. Ojala esos niños de ayer, aunque sea necesario andar menos limpios no andemos “…ya sin vida…” En la simpleza de los cuidados de nuestras madres estaba el comienzo de su sabiduria…

Como siempre despertando lindos recuerdos...

Cariños...

W.-

Clarissa Rodriguez dijo...

Ay, quien pudiera recibir un baño de ternura, y luego ser arropado en el regazo de la madre!
¿quién podrá lavarnos el alma y vestirnos de alegría?

Le doy gracias a Dios por la ternura de mi madre y esa huella indeleble que dejó en mi corazón!

Gracias por tu visita Sr. W!

Doña Eñe dijo...

Un solo niño bello, no diría yo tanto, pero sí el más bello de todos para una madre, doy fe.
El momento del baño, ¡qué delicia para la madre y su bebé! Entre risas, burbujas, pataleos, aromas suaves de jabón y colonia, caricias, complicidad...
Has escogido e ilustrado otro hermoso tema.
Un abrazo, Clarissa.
:)

Clarissa Rodriguez dijo...

Un abrazo, Doña Eñe!
Feliz fin de semana,amiga!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...