lunes, 11 de febrero de 2013

Ronda de los colores


Titti Garelli
sitio


Ronda de los Colores
Gabriela Mistral

Azul loco y verde loco
del lino en rama y en flor.
Mareando de oleadas
baila el lindo azuleador.

Cuando el azul se deshoja,
sigue el verde danzador:
verde-trébol, verde-oliva
y el gayo verde-limón.

¡Vaya hermosura!
¡Vaya el Color!

Rojo manso y rojo bravo
—rosa y clavel reventón—
Cuando los verdes se rinden,
él salta como un campeón.

Bailan uno tras el otro,
no se sabe cuál mejor,
y los rojos bailan tanto
que se queman en su ardor.

¡Vaya locura!
¡Vaya el Color!

El amarillo se viene
grande y lleno de fervor
y le abren paso todos
como viendo a Agamenón.

A lo humano y lo divino
baila el santo resplandor:
aromas gajos dorados
y el azafrán volador.

¡Vaya delirio!
¡Vaya el Color!

Y por fin se van siguiendo
al pavo-real del sol,
que los recoge y los lleva
como un padre o un ladrón.

Mano a mano con nosotros
todos eran, ya no son:
¡El cuento del mundo muere
al morir el Contador!




GhostPartol
sitio
GhostPartol es un artista australiano, autodidacta, que utiliza lápices de colores como lienzo. Tiene además una variedad de obras como dibujos en tinta, graffitis y murales.




asombrosas esculturas hechas con lápices de
Jennifer Maestre



Dale Edwin Murray
referencia



Mónica Carretero
blog de Mónica


Allan McCollum
artista del movimiento de arte conceptual
información wiki


La Ronda de los Colores de "Ternura"
Gabriela Mistral 
Aquí las palabras se llenan de matices cromáticos en un juego donde los colores bailan. Es también un juego sonoro, como los amaba Gabriela, que recrea el mundo a su antojo con realidades y encantamientos que seguramente recogió en todos sus valles poblados de niños y niñas; ecos del mundo de la maestra. 

La mirada llena de juegos y colores de Gabriela me recuerda lo triste que es el mundo en blanco y negro.


4 comentarios:

Francisco Méndez S. dijo...

Hermoso poema de Gabriela Mistral, estos poemas pueden ser disfrutados por niños y adultos sin distinción. Y como no recordar los lapices de color de nuestra infancia.

¡Vaya hermosura!
¡Vaya el Color!



Un abrazo amiga

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias por acercarte, querido amigo.
Los llamados poemas infantiles en realidad es sencillamente Poesía.

Creo que los poemas asociados a nuestra niñez, al leeros o recordarlos, nos traen sosiego, alegran el alma y hasta creo que despejan nuestra mente de pensamientos oscuros.

(Todavía disfruto mucho mis lápices de colores)

Gracias Francisco por tu visita.
Un gran abrazo

Rosa dijo...

¡Qué original!, y la primera imagen es sencillamente genial.
Los lápices de colores los guardaba con primor, siempre bien colocaditos, ¡qué buenos recuerdos!

Un beso grande, querida amiga.

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias Rosita querida.

Disfrutar los colores, distinguirlos y apreciarlos es un regalo de Dios, directamente de la paleta del Creador.

Los lápices de colores eran (y son) verdaderos tesoros...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...