martes, 28 de junio de 2011

Arado de Palo

Dimúñ Mamëll (En Idioma Mapuche)

Nëgla afín tëfá chi mapu, tañi dimúñ mamëll meu.
Gandnán tañi dungu, tëfa chi wirhíñ meu.

Kintuán tañi ënkëlén rakiduam.
Kintuán yeupau chi antë.

Guërrhé afíñ, thorfán lafkén.
Kuduán huente lafkén.

Foki rekeléi, tañi piuke.
Lef thripa mekëi, tañi mollfëñ.

Lladkën kulthrüng, petu amüi ka mapu.
Re nguëmán meu, amuléi.

Pefíñ ta këyén, rangui peskín foye.
Nëmë, nëmë tu pái, këm-me ñëmëñ; ka humautu pái.

Hillkún thruthruka llankë nakëm-mí, tañi hueñang kën.
Ganfill hueda dungu, nguëmaleyeu.

Negla afín tëfa chi mapu, tañi dimún mamëll meu.
Gandnán tañi dungu, tëfa chi wirhíñ meu.


"El Viejo Arado" - Adriana Ramos Capaci


EL ARADO DE PALO.
Oralitor: Sebastián Queupul Quintremil

Quiero romper la tierra con mi arado de palo.
Y sembrar en las melgas mis palabras sencillas.

Quiero trazar la recta de mis propios anhelos.
Y buscar simetría en las horas pasadas.

Quiero tejer las hebras de las blancas espumas.
Y tenderme en la felpa de una alfombra marina.

Mi corazón de choapino, está hecho de voqui.
Y mi sangre, en las venas, rompe las compuertas.

El cultrún pesimista, lentamente, se aleja.
Y en sus notas emergen angustias añejas.

Tengo la certeza de haber visto la luna.
Inhalando el canelo o durmiendo en la ruca.

La trutruca rebelde vierte su quejumbre.
Tatuada de infamia y desprecio sin nombre.

Quiero romper la tierra con mi arado de palo.
Y tenderme en el surco de mis viejos anhelos.

"Tolstói arando" - Ilya Repin

Tomado del libro:
POESÍA MAPUCHE.
«Las Raices Azules de los Antepasados»
Tachi Kallfüküpanngen T Pu Kuyfikeche


Mabel García B. y Sylvia Galindo G. - Editoras
Universidad de La Frontera - Temuco. 2003


"Paisaje Rural" - Hernán Morales Silva

Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios 
Evangelio según San Lucas


4 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

Este Arado de Palo creo que representa el misticismo de la tierra.
El Arado es una extensión del brazo del hombre, pero a medida que avanza el día cósmico, hombre y arado se amalgaman en un sólo corazón que descansa sobre la tierra húmeda. De allí brotan las semillas, florecen y se reproducen en esperanza, en palabras que alimentan y en alimento que da vida.
Hombre y arado un solo corazón, que sigue latiendo al ritmo del kultrún.

SUREANDO dijo...

"...Mi corazón de choapino, está hecho de voqui..."
Qué belleza has descubierto Clarissa en estos poemas.
A veces en la carretera me detengo a contemplar al hombre y su arado, cada vez se ven menos, la máquina lo ha invadido todo.
Comparto tu visión del mundo amiga-prima.
Un abrazo

(choapinos y utensilios de voqui son parte de mi casa)

Clarissa Rodriguez dijo...

En estos poemas hay una voz potente que vienen de la riqueza oral de un pueblo, muchas veces discriminado.

Su herencia cultural, es trascendente. Está impresa en las fibras que forman el tejido amoroso de utensilios y prendas que parece que nos abrigan el alma.

Gracias por tu visita, prima

Anónimo dijo...

Notable el cuadro escogido para ilustrar el poema "Arado de palo". Su autor, Hernán Morales Silva capta la realidad con sensibilidad y delicadeza. Sus trabajos se pueden ver en el pastelseco.blogsopt.com/.

HVM.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...