martes, 14 de junio de 2011

El Arte en las Palabras


"Para perderse en Dios, los sufíes repiten su propio nombre o los noventa y nueve nombres divinos hasta que éstos ya nada quieren decir. Yo anhelo recorrer esa senda. Quizá yo acabe por gastar el Zahir a fuerza de pensarlo y de repensarlo, quizá detrás de la moneda esté Dios"

tomado de El Zahir – cuento incluido en El Aleph 1949
Jorge Luis Borges






La figura de Jorge Luis Borges tiene algo de leyenda y de mito.  Soñaba con un paraíso lleno de libros; ¿dormía con los ojos abiertos?  (Fernando Sarría), y se escondía detrás una letra (El Aleph).

Las grandes figuras universales se alzan y se cubren con un manto nebuloso, donde van quedando atrapadas sus contradicciones, sus obsesiones, sus temores, sus delirios y también sus soledades y su grandeza. Tal es el caso de Borges.
Como testimonio del mito incluyo aquí un poema atribuido a Borges. Si bien contiene parte de sus temas recurrentes, tiempo y olvido, no tengo completa certeza de su autoría. (Sabemos que la imitación lleva escondido un elogio).


Ya somos el olvido que seremos.
El polvo elemental que nos ignora
y que fue el rojo Adán y que es ahora
todos los hombres y que no veremos.
Ya somos en la tumba las dos fechas
del principio y del término, la caja,
la obscena corrupción y la mortaja,
los ritos de la muerte y las endechas.
No soy el insensato que se aferra
al mágico sonido de su nombre;
pienso con esperanza en aquel hombre
que no sabrá que fui sobre la tierra.
Bajo el indiferente azul del cielo
esta meditación es un consuelo.

Son también parte del mito, algunas  acusaciones y creencias que, desde mi punto de vista, ya no pueden dañar su imagen. Que si prefería Europa: hoy es un ciudadano del mundo. Que si sus simpatías políticas le impidieron coronarse con el Nobel: creo que es el Nobel quien lo perdió. Que si su obra es críptica y elitista, es porque se trata de una obra de estética diáfana, con metáforas llenas de resonancias bibliográficas, lejos de lo obvio y lo trivial.



De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega. 
 ...

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca. 
Jorge Luis Borges
Fragmentos del Poema de los Dones
(lo escribió cuando comenzó a perder la vista
y estaba a cargo de la Biblioteca Nacional de su país)




Jorge Luis Borges
a 25 años de su muerte
Buenos Aires, 24 de agosto de 1899 - Ginebra, 14 de junio de 1986
un autor que reunió el arte en las palabras 

Imágenes del pintor Andrew Wyeth




3 comentarios:

SUREANDO dijo...

Es "total" esta entrada Clarice.

Yo...que me creo su admiradora nº1, he olvidado hoy esta fecha tan significativa. Tendré que repararlo.
Feliz día para ti, prima.

Clarissa Rodriguez dijo...

¡Gracias primita!
Sé que eres muy conocedora de la obra de Borges.

Feliz jornada de día martes!!

Celso dijo...

Un selección de frases de Borges que me hacen sentido...

.-Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.

.-¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad.

.-Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

.-Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos

.-El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres no merecen tanto.

.-Si de algo soy rico es de perplejidades y no de certezas.


Esta última me parece el resumen de la sabiduría...

Felices días...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...