jueves, 29 de septiembre de 2011

Lecturas

La poesía es el eco de la melodía
del universo en el corazón de los humanos
R. Tagore



Herman H. Wessel

Henri Lebasque

QUIEN ENTRA POR CASUALIDAD
René Guy Cadou
(Traducción de Jorge Teillier)

Quien entra por casualidad en la morada de un poeta
no sabe qué poder tienen sobre él los muebles,
cada nudo de la madera encierra más
cantos de pájaros que todo el corazón de la floresta,
le basta que una lámpara pose su cuello de mujer
a la caída de la tarde sobre un mueble barnizado
para que se liberen de repente miles de abejas multiplicadas
y un olor a pan fresco y a cerezos floridos;
es tal la fortuna de este solitario
que una simple caricia de la mano
da otra vez a estos grandes muebles negros y taciturnos
la levedad de un árbol en la mañana.


Francine Van Hove


CELUI QUI ENTRE PAR HASARD
René Guy Cadou
(Sainte-Reine de Bretagne, 1920- Louisfert, 1951)

 Celui qui entre par hasard dans le demeure d'un poète
ne sait pas que les meubles ont pouvoir sur lui
que chaque noed du bois renferme davantage
de cris d'oiseaux que tout le coer de la foret
il suffit qu'une lampe pose son cou de femme
a la tombée du soir contre un meuble verni
por délivrer soudain mille peuples d'abeilles
el l'odeur de pain frais de cerisiers fleuris
car tel est le bonheur de cette solitique
qu'une caresse toute plate de la main
redonne à ces grands meubles noirs et taciturnes
la légèreté d'un arbre dans le matin.


Christine Comyn

Delphin Enjolras

Ulisse Caputo

Florence Fuller

Romel de la Torre - fuente
Hans Olaf  Heyerdahl  - fuente

Vladimir Volegov

Israel Roa (chileno)
Sandro Botticelli

Mathias Stomer

Jessie Willcox  Smith

8 comentarios:

SUREANDO dijo...

Pero ¡qué belleza de poema!
René Guy Cadou era el poeta favorito de Teillier.
¿me prestas este poema para mi blog Clarisa?
Tengo una carpeta titulada "Lecturas" con las más bellas pinturas de personas leyendo.
Hermosa entrada como esta mañana que comienza.
Gracias amiga.

Clarissa Rodriguez dijo...

Muy Buen día para ti, amiga
Un buen día para leer y para compartir. (Tu sabes que este es un espacio abierto para compartir)

Buscaré tu carpeta para ver las pinturas que mencionas!

Un abrazo!

SUREANDO dijo...

Noooo amiga esa es la carpeta que tengo en mi compu, pero por mientras te muestro esta entrada de hace un par de años donde coincidimos en algunas pinturas.
http://sureando-sureando.blogspot.com/2008/05/lectura.html
Un abrazo

Celso dijo...

No hay caso... Cada nueva entrada en tu blog hace renacer imágenes pasadas. Apenas ver tu "Lecturas" y se arrima la imagen de la antigua casona (la de los manzanos), de la salamandra calentita y de la manta tendida junto a ella con el libro abierto, mientras afuera el viento del invierno sacudía la copa de los árboles... O las lecturas en lo alto de los cerezos, con el libro en una mano y la otra, tinta de jugo, capturando las frutas... ¡Que paz aquella! Ojala que el hábito de la lectura no desaparezca entre el tráfago de hoy… (…y siguiendo mi senda “delictiva” te robaré alguna de las hermosas imágenes que acompañan los poemas…) Cariños a ti y gracias por las lindas evocaciones…

Francisco Mendez dijo...

Concuerdo con Beatriz, que belleza de poema en francés de René Guy Cadou y las imágenes perfectas. Felicitaciones.

Saludos

Clarissa Rodriguez dijo...

Beatriz, querida ¡gracias por la aclaración!. Realmente todas las imágenes de tu blog son bellísimas. Se nota que disfrutas mucho cada pintura.

Sr W gracias por compartir detalles tan personales y entretenidos.

Francisco, gracias por tus felicitaciones!

De los libros: disfruto mucho leyendo, re-leyendo y hojeando mis libros favotitos. No me acostumbro mucho a esto de los e-books. En fin, es casi inevitable pensar que un día ya no habrá libros en papel.

Tengo otro poema de René Guy Cadou:
http://cclaridad.blogspot.com/2011/04/ay-padre-mio.html

Doña Eñe dijo...

¡Qué hermosas imágenes!, ¡qué maravilloso poema!, gracias, Clarissa.
En la película "Fahrenheit 451" un bombero es el encargado de quemar los libros, prohibidos por el gobierno porque dicen que causan sufrimiento.
Los e-books son fríos, lo mismo que las rosas de plástico.
Un libro es más que palabras escritas; es el gozo de ir pasando sus páginas, de acariciarlas, aunque no se lea.
George Orwell en "1984", Huxley en "Un mundo feliz" y Bradbury en "Fahrenheit 451" fueron proféticos: nos describen una "civilización" occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo. Pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kms/h persiguiendo a los peatones; gente que sólo escucha una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas. En el mundo "feliz" de Huxley, está prohibido leer textos que le alejen a uno de la gran felicidad...Orwell alertó sobre un mundo donde los libros estarían prohibidos.
Si desaparecen los libros, ¿qué pondrán algunas personas para adornar sus estanterías...?
Un abrazo.
:)

Clarissa Rodriguez dijo...

Doña Eñe, gracias por tus aportes! Comparto tu punto de vista, amiga.

Un gran abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...