lunes, 13 de agosto de 2012

Ovillo de plata

foto Maria Kallin


605 – Emily Dickinson

La Araña sostiene un Ovillo de Plata
En su Mano invisible–
Y mientras baila despacio para Sí
su Hilo de Perla –ella devana–

Aplicada va de Nada a Nada–
Insustancial Industria–
Que suplanta nuestros Tapices con el Suyo–
En la mitad de tiempo–

Una Hora para alzar supremos
Sus Continentes de Luz–
Después el Ama de Casa hará colgar de la Escoba–
Esos Confines –ya olvidados–

Traducción: Amalia Rodríguez Monroy



fotografía de Nick Owen


605 – Emily Dickinson

The Spider holds a Silver Ball
In unperceived Hands–
And dancing softly to Himself
His Yarn of Pearl –unwinds–

He plies from Nought to Nought–
In unsubstantial Trade–
Supplants our Tapestries with His–
In half the period–

An Hour to rear supreme
His Continents of Light–
Then dangle from the Housewife’s Broom–
His Boundaries –forgot–



Erté
1892 - 1990
spider web









Ida Rentoul Outhwaite
1888 - 1960



Ida Rentoul Outhwaite
1888 - 1960


foto de Theodore Garver
fuente


Natasha Newton

6 comentarios:

Doña Eñe dijo...

Preciosas imágenes para ilustrar este bellísimo poema de Emily Dickinson, la autora favorita de mi esposo. A mí me encanta también.
Has escogido uno de sus poemas más "domésticos"; muy buen gusto, amiga.
La traducción es buena, pero es imposible ser fiel al vocabulario sin perder la musicalidad de la autora.
Un cariñoso abrazo.

Clarissa Rodriguez dijo...

Gracias Doña Eñe por tu visita y tu comentario. Siempre es un agrado encontrarte acá.

605 - Este es uno de aquellos poemas donde algo muy mínimo y doméstico se transforma en un motivo poético para señalar un tema más profundo, como es la fragilidad de nuestro mundo.

Tienes mucha razón, es muy difícil que una traducción entregue por completo, la belleza de un poema original. Pero nos acerca.

Un gran abrazo amiga

Rosa dijo...

Me encanta el poema, y las imágenes me recuerdan a las telas que tejen las arañas entre las plantas en mi casa de la montaña. Este año no me asiento del todo allí, mis hijas están en la edad de preferir la ciudad, y lo echo de menos, porque se descubren muchos rincones como estos que nos muestras.
Las imágenes son preciosas.
Un beso fuerte, gracias

Clarissa Rodriguez dijo...

Tod@s los que nos hemos asomamos al jardín o realizado tareas domésticas nos hemos encontrado alguna vez con estos tejidos hechos con ovillo de plata.
Dickinson parece tomarnos de la mano justo en ese momento para llevarnos a su mundo frágil, delicado y sutil.

De algún modo el poema nos habla de los ciclos de la vida. Todos atravesamos por etapas.
Igual que en el poema tu también volverás a alzar tus "continentes de luz" allí donde te toque estar.

Un beso

SUREANDO dijo...

Y cuántas veces ignoramos esta obra laboriosa de la araña y le damos con la escoba.
Tan frágil y tan fuerte a la vez.
Emily, un mundo maravilloso en su poesía.
Tiene un poema a la belleza que es maravilloso.

Clarissa Rodriguez dijo...

Le damos con la escoba, pero ella sigue con su danza laboriosa...

El mundo de Emily Dickinson, fue un espacio pequeño pero inmenso en belleza, fantasía y poesía.

Gracias querida amiga, por tu visita y tu compañía.

Un abrazo, Beatriz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...