domingo, 24 de junio de 2012

Tardes de invierno


Vassily Kandinsky  (1866-1944)



258 – Emily Dickinson

Hay un Sesgo de luz,
En las Tardes de Invierno –
Que oprime como el Peso
De los Cantos de Iglesia –

Y Celestial Herida nos inflige –
No deja cicatriz,
Sino una diferencia interna,
Donde el Significado yace –

Nadie puede enseñarlo – Nadie –
Es Desesperación Sellada –
Aflicción imperial
Que del Aire nos llega –

Cuando viene, el Paisaje lo escucha –
Las Sombras – el aliento contienen –
 
Cuando parte, es como la Distancia
En la mirada de la Muerte –



James C. Magee (1846-1924)



258 – Emily Dickinson

There’s a certain Slant of Light,
Winter Afternoons –
 
That oppresses, like the Heft
Of Cathedral Tunes –

Heavenly Hurt, it gives us –
We can find no scar,
But internal difference,
Where the Meanings, are –

None may teach it – Any –
 

‘Tis the Seal Despair –
An imperial affliction
Sent us of the Air –

When it comes, the Landscape listens –
Shadows – hold their breath –
When it goes, ‘tis like the Distance
On the look of Death –


Aleksander Titovets (1960)


Stephen Bone (1904-1958)


Pyotr Konchalovsky (1876-1956)


Thomas Reis - fuente


Bryan Larsen - fuente



Gulbrand Sether
Gulbrand Sether (1869-1941)



Lawren Harris 
Lawren Harris (1885-1970)



Camille Pissarro (1830-1903


Nicolai Dunbovskoy  (1859-1918)


Paul Cornoyer (1864-1923)



Mijail Nesterov  (1862-1942)



Jean Béraud  (1849-1935)


Alan Lowndes (1921-1978)



6 comentarios:

SUREANDO dijo...

Como me interpreta este verso Clarissa: ese "sesgo de luz en las tardes de invierno"
hoy he tenido una tarde de esas.
Emily....que especial es ella y su poesía.
Todos los cuadros maravillosos, si tuviera que escoger uno, elegiría...
el de la mesita con el libro en la ventana.
Feliz semana para ti.

Eva Ferrer dijo...

Me fascinan las tardes de invierno, el fuego en la chimenea, el viento golpeando la ventana, un buen libro entre las manos, un té calentito, os envidio, aunque ayer disfruté de mi primer baño en el mar, mi espíritu regresó a casa fortalecido y tremendamente feliz.
Disfutemos de la belleza de cada momento y de todo lo bueno que nos ofrece la vida.
Un abrazo querida amiga.

Clarissa Rodriguez dijo...

Si, Beatriz, acá también. Ayer tuvimos algo así como un "veranito de San Juan"
De la poesía de E. Dickinson, al margen de todas esa particularidades (como sus guiones, palabras con mayúscula, como si fueran nombres propios) creo que es muy cristalina, como si se interrogara a solas, acerca de sus sentimientos y su entorno; y finalmente nos confronta con la naturaleza.

De los cuadros, me encantan aquellos que son como "fotos" tomadas desde interiores. Y en este viaje por tan diversos paisajes, en una sola tarde de Invierno, me quedo con Kandinsky; este debe ser uno de los pocos antes de sus abstracciones.

¡Una buena semana para ti también, Beatriz

Clarissa Rodriguez dijo...

Mi querida Eva,trataré de tener presente tu comentario, especialmente cuando siento que me falta la luz o ni siquiera hay "un sesgo de luz" en mi habitación. Reconozco que me atemoriza el viento cuando nos visita con tanta fuerza e intensidad, pero la lluvia me encanta. La lluvia y sus miles de historias y su lánguida poesía deslizándose por las ventanas.

¡Un gran abrazo!

Eva Ferrer dijo...

Querida Clarissa me he apropiado de "Elogios para mi hermana" de
Wislawa Szymborska, hoy no encontraba nada más adecuado para expresar todo el agradecimiento que siento por mis hermanos.
Gracias una vez más por tus bonitas palabras y por tu compañía, cómo ves sigues formando parte importante de mi inspiración.
Un beso amiga mía.

Clarissa Rodriguez dijo...

Eva, mis disculpas porque acabo de encontrar este último comentario (¿?).
Cosas de Blogger.
Yo, feliz de compartir lo que también de otros he aprendido. Alegría multiplicada, amiga!

Un abrazo, Eva

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...