jueves, 27 de octubre de 2011

Volviendo a Itaca

Háblame, Musa, de aquel varón de multiforme ingenio que, después de destruir la sacra ciudad de Troya, anduvo peregrinando larguísimo tiempo, vio las poblaciones y conoció las costumbres de muchos hombres y padeció en su ánimo gran número de trabajos en su navegación por el Ponto, en cuanto procuraba salvar su vida y la vuelta de sus compañeros a la patria. Mas ni aun así pudo librarlos, como deseaba, y todos perecieron por sus propias locuras. ¡Insensatos! Comiéronse las vacas de Helios, hijo de Hiperión; el cual no permitió que les llegara el día del regreso. ¡Oh diosa, hija de Zeus!, cuéntanos aunque no sea más que una parte de tales cosas.
La Odisea, atribuida a Homero
Canto I
Primer párrafo
Ilustración de John Flaxman



ÍTACA
Eugenio Montejo

Para un homenaje a C. Cavafis

Por esta calle se va a Ítaca
y en su rumor de voces, pasos, sombras,
cualquier hombre es Ulises.
Grabado entre sus piedras se halla el mapa
de esa tierra añorada. Síguelo.
El pájaro que escuchas está cantando en griego;
no lo traduzcas, no va ahorrarte camino.
Aquellas nubes vienen de su mar, contémplalas;
son más puros los cielos de las islas.
Por esta calle, en cualquier auto,
hacia el norte o el sur se viaja a Ítaca.
En los ojos de los paseantes arde su fuego,
sus pasos rápidos delatan el exilio.
Aún sin moverte, como estos árboles
hoy o mañana llegarás a Ítaca.

Está escrito en la palma de tu mano
como una raya que se ahonda,
día tras día.
Aunque te duermas, despertarás en Ítaca;
la lluvia de este valle, todo lo arrastra
despacio, hasta sus puertas.
No tiene otro declive.
Ya puedes anunciarnos tu llegada, buscar hotel,
dar al olvido tu destierro.
Por esta calle no ha cruzado un hombre,
que al fin, no alcance su paisaje.
Prepara el corazón para el arribo,
Una vez en su reino, muestra tu magia.
será el reto supremo del exilio.
A ese mar no se miente. La furia de sus olas
todo lo hace naufragio. Pero no te amilanes.
Demuéstranos que siempre fuiste Ulises.


Eugenio Montejo
Poeta y ensayista venezolano
1938-2008


ITACA
de su libro Alfabeto del Mundo, 1986 


las ilustraciones son de John Flaxman
... y... Constantino Cavafis en su poema ITACA nos dice:

Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieras salido al camino.
Otras cosas no tiene ya que darte.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Sabio así como llegaste a ser, con tanta experiencia,
ya habrás comprendido qué es lo que significan 
las Ítacas.

Cuando cambia la marea - John Duncan


Gracias Francisco
por el poema de Eugenio Montejo

Francisco Mendez ha comentado "ITACA" en su blog

2 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

Kavafis es uno de mis poetas preferibles, y releer a Eugenio Montejo, es siempre un placer. un secreto que pocos saben es que lo que sale en griego es el comienzo de "la Odisea"

Abrazo

Clarissa Rodriguez dijo...

De Cavafis:
Me gusta su verso que tiene algo de ironía y mucha profundidad a la vez. Es notable su capacidad para expresar sus ideas como si fuera un diálogo siempre abierto y siempre honesto. Pero, quizás lo más notable, es su inquietante sentido de la historia, donde nuestra propia trayectoria queda atrapada.

Francisco, muchas gracias nuevamente, un gran abrazo!

(lo del secreto ¿te refieres al párrafo que está junto a tu perfil?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...