lunes, 10 de enero de 2011

Día de Cumpleaños

"Enséñanos a contar
de tal modo nuestros días,
que traigamos
al corazón sabiduría"


Quien lo dice es el Patriarca Moisés (Salmo 90),
sintiendo tal vez, que está en el ocaso  de su vida.
Es probable que al momento de este Salmo todavía estuviese en el desierto.
En este diálogo abierto con Dios, Moisés plantea sus dudas, su desazón, su frustración, porque seguramente se sentía abatido. Es un momento particular en su vida, acaso su cumpleaños. Todos sus ideales, sus sueños parecen haberse convertido en polvo; se fueron quedando atrás, diluyéndose en la inmensidad del desierto. Piensa quizás, que no ha hecho nada de lo que alguna vez se propuso.
Y aquí lo encontramos, pidiendo, rogando a Dios
“enséñanos a contar nuestros días”


Es un hecho que no sabemos vivir. Si la vida es corta y la vivimos mal, habremos perdido nuestra única oportunidad.
Por supuesto que hay episodios en nuestra vida de los cuales no nos sentimos orgullosos. Yo misma me he preguntado muchas veces, y por distintas circunstancias, por qué hice, o no hice algo, por qué tomé tal o cual decisión, por qué no aproveché “la” oportunidad.


En los partidos de basquetbol se pide “tiempo” para suspender el juego y proveer descanso o algún cambio en los contendientes. Sin embargo, en la vida real no podemos darnos ese lujo. El tiempo pasado no se recupera.

Un dato curioso: en el antiguo Egipto había relojes de sol. Cuentan que en uno de esos relojes, que aún se conserva, hasta el día de hoy, se puede leer una inscripción muy interesante que dice:
“Registro el tiempo sólo cuando no hay nubes”

Nuestros días luminosos nos ayudan reportándonos alegría, optimismo, coraje y pasión por la vida. Nuestros días “sin sol” pueden ayudarnos a recapacitar, tomar las lecciones y continuar.

El día del cumpleaños es un buen día para reflexionar, tener conciencia de lo que hemos avanzado y mirar con esperanza el horizonte. La vida sigue siendo un regalo de Dios.

En el cuento de Peter Pan, su protagonista vive en la tierra de “Nunca Jamás”. Es una persona que se niega a crecer, sus relaciones afectivas son superficiales y “utilitarias”. Peter Pan  necesita una ““Wendy” a su lado, que le facilite la vida.


Hacernos cargo de nosotros mismos y de nuestras acciones es una medida de madurez y crecimiento. Si Moisés en su Salmo pide a Dios que le enseñe a vivir con sabiduría, es claro que vivir sabiamente se puede aprender.

Dedicado a Maria Catalina. 
Mi Mapu-girl




ilustraciones de Chhuy-Ing Ia



1 comentario:

glittergirl dijo...

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
mammy lo ame lejos lo mejor!!!!!!!!!!!!!!
lindaaaaaaaaaaaa
linda entrada lindas fotos lindo el salo que me diste lindooooooo
sisisisisi
lindooooo
un abrasosososososososososo
y un besososososososo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...